Conectate con nosotros

Actualidad

Congresista pide a la Superintendencia de Salud mayor atención a las islas

Publicado

en

Bajo el sistema de Peticiones, Quejas, Reclamos y Sugerencias -PQRS- la representante a la Cámara por el Archipiélago, Elizabeth Jay Pang, a instancias de la Fundación Juntos por el Archipiélago, inició un ejercicio de control a la prestación del servicio de Salud en el Hospital Clarence Lynd Newball.

De acuerdo con el documento enviado por la congresista al Superintendente de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, requiere que Sermedic y la IPS Universitaria se pongan al día y se resuelvan todos los inconvenientes que se “presentan y se puedan presentar” y que se pongan a disposición de la comunidad de las islas lo más pronto posible los elementos de cuidados intensivos y el personal requerido para operarlos.

Sobre este tema ya el gerente de covid19 para las islas, Ricardo Palacio había informado que se habían logrado acuerdos entre la gobernación y los operadores del hospital para que entraran a funcionar todos los recursos de las salas UCI para garantizar la atención de los eventuales pacientes ingresados por efectos de la pandemia.

Sin embargo, la llamada de atención de la congresista a la Superintendencia de Salud, con copia a Federico Hoyos Salazar, Consejero Presidencial para las Regiones, Presidencia de la Republica y a Fernando Ruiz Gómez, Ministro de Salud, Ministerio de Salud, cumple con la responsabilidad de que todos, congresistas, gobierno departamental y ciudadanía deben solicitar al gobierno nacional mayor atención en el departamento gravemente afectado por la pandemia y sus consecuencias en el sistema económico de las islas.

Actualidad

Creer por fe

Publicado

en

Antonio Colmenares Martínez

«No hace falta exhibir una prueba de decencia de aquello que es tan verdadero. El único gesto es creer o no. Algunas veces hasta creer llorando», impreca una canción para indicar que, a pesar de las evidencias, a pesar de lo que se ve, la realidad, puede ser otra.

La situación de pandemia dejó varias evidencias de ayuda real a la comunidad isleña, más allá de los mercados y una de ellas es el pago de la energía eléctrica en una zona que, como se sabe, este servicio tiene un valor superior al del resto del país. En eso el gobernador Everth Hawkins, no dudó en dar esa mano amiga, ese beneficio y con el gobernador encargado Allen Jay se continuó en la misma tónica. En esto no hubo que acudir a la fe para creer. La ayuda fue clara, contundente y evidente.

Ya se había asegurado el pago de octubre, pero la incógnita de los meses de noviembre y diciembre, estaba pesando sobre un ambiente económico muy difícil para la comunidad isleña.

Ante la pregunta del periodista de Caracol Radio de las islas, Jorge Castro, el presidente, Iván Duque, tomó un atajo y aseguró que como el gobierno nacional asumirá el costo total del alcantarillado pluvial -aplausos-, el dinero que debía aportar la gobernación del Archipiélago para esa obra de manejo de aguas lluvias, lo debe destinar al pago del servicio de energía. Hay puso a la comunidad a creer por fe.

Al presidente le pidieron puntillas y les dio machetes. Todo sirve, cualquier ayuda es importante en el momento, pero existen prioridades y dentro de esas prioridades están los servicios de agua, energía eléctrica, gas, telefonía, Internet, entre otros y en esto no se puede creer por fe, hay que tenerlos, sí o sí.

Especialmente los tres primeros son vitales porque se trata del agua sin la cual no se puede vivir, de la energía eléctrica totalmente indispensable y del gas porque si falta no hay alimentos.

Se puede creer por fe que el alcantarillado pluvial, la reconstrucción de vías en las tres islas, la terminación de los colegios y la revisión de todos los elefantes blancos que hay en el Archipiélago, algún día, van a ser realidades tangibles, pero forman parte de la enorme deuda que tiene el gobierno nacional con las islas.

 

Con esas obras se puede soñar, se puede hacer otro gran ejercicio de fe, como los muchos que se han hecho, porque son muy importantes y deben ser atendidas lo más pronto posible, pero pueden esperar un poco más que los servicios, la alimentación y la reconstrucción de viviendas, especialmente en Providencia.

La respuesta del presidente, con tremenda ‘curva’, a pesar del aplauso por el anuncio de la obra del alcantarillado pluvial, no dejó la tranquilidad que hubiera causado el compromiso ejecutivo de garantizar la gratuidad del servicio de energía eléctrica para los habitantes del ‘histórico e indivisible’ Archipiélago, al menos en lo que falta del 2020. Esa hubiera sido una real y tangible ayuda al gobernador y al departamento.

Lo más grave es que lo de la fe no termina aquí porque en materia de la disposición de recursos que tras los desastres son donados por entidades internacionales, además de los nacionales, siempre queda dudas sobre la contratación y ejecución de las obras, si se contrastan las cifras con la realidad.

En Colombia hay muchos casos, uno de los cuales es Mocoa, ciudad capital que sufrió una terrible avalancha, con muchas víctimas y que precisamente sirve de referente porque, ‘en caliente’, llegaron muchas ayudas, pero solo hasta hoy, casi en diciembre del 2020, tres años después, apenas está comenzando la reconstrucción.

El Archipiélago no puede esperar tanto tiempo, se requiere de agilidad y conocimiento para solucionar de inmediato porque lo que apremia es poner en marcha la recuperación de la economía y con discursos y promesas no se puede y menos cuando las obras son dirigidas y contratadas con foráneos, por expertos y honrados que sean, debido a las condiciones culturales del departamento insular.

La solicitud al gobierno nacional es que confíe en el colectivo profesional y la mano de obra en general de las islas, en sus conocimientos, en su amor por el terruño, que los recursos fluyan en el sitio del desastre natural y que desde luego los entes de control hagan sus respectivos seguimientos e investigaciones porque en materia de contratación pública tampoco se puede creer por fe.

Sigue leyendo

Actualidad

Raizales piden al presidente que se les tenga en cuenta en todo el proceso de reconstrucción

Publicado

en

Prev1 of 2
Use your ← → (arrow) keys to browse
  1. Voceros de la Autoridad Raizal enfatizaron al presidente de la República, Iván Márquez, la necesidad de que todo el proceso de reconstrucción se haga concertadamente porque deben proteger la cultura arquitectónica de la isla. «Como damnificados del Huracán Iota, miembros de la Autoridad Raizal de Providencia y líderes
    que recibimos a diario miles de clamores de nuestro pueblo, le hemos enviado dos comunicaciones
    (23 y 25 de noviembre) expresando las necesidades, solicitudes, preguntas y recomendaciones
    del pueblo raizal ante esta situación; así como propuestas de mecanismos para una participación
    efectiva de nuestra comunidad en los asuntos inmediatos, y de una ruta de concertación expedita
    para garantizar nuestro derecho a la consulta previa, libre e informada, en el plan de atención y
    reconstrucción que proponga el gobierno, así como de su implementación y seguimiento.
    Luego de los comunicados, Lyle Newball se comunicó con algunos de nosotros y se realizó un
    primer acercamiento informal en Providencia, pero no hemos recibido una respuesta oficial ni a la
    carta, ni a la propuesta remitida, ni en dicho encuentro se habló de ella. Tampoco se nos respondió
    sobre la invitación que le hicimos como Autoridad Raizal a reunirnos con usted este domingo
    29 de noviembre en Providencia. Entendemos que ustedes hacen lo mejor posible ante las
    circunstancias, pero reiteramos la necesidad de hacer un pare, pensar bien las acciones e
    incluirnos en su diseño y desarrollo.
    En momentos de zozobra, nuestra población se encuentra actuando instintivamente por sobrevivir.
    Esta situación genera una profunda vulnerabilidad que en muchas ocasiones significa que no
    podamos pensar con claridad la viabilidad y sostenibilidad de las decisiones tomadas por otros
    respecto a la atención de su situación. Estado que no debe ser aprovechado por el gobierno, ni
    por actores privados para tomar decisiones, bajo el argumento de la emergencia.
    Por supuesto que tenemos que tomar decisiones inmediatas, pero con esta comunidad dueña de
    un territorio en el que a lo largo de los siglos hemos cimentado la Divina Providencia de la mano
    de nuestros ancestros. Nuestras manos, las de nuestros padres y antepasados son las que han
    erigido cada casa. Porque construir nuestras casas es parte fundamental de nuestra cultura.
    Nuestros viejos nos enseñaron a poner cada listón de madera en firme, y es un ritual que tiene una
    cantidad de significados para nuestra comunidad. Somos tierra de constructores con sabiduría
    ancestral y todo esto debe ser mantenido y reforzado. Claro, integrando a estos saberes técnicas
    acordes a la sostenibilidad ambiental y a la seguridad frente a huracanes.
    Igualmente, si algo nos caracteriza como raizales es que somos orgullosos de nuestra cultura y de
    este tesoro que nos regalo la naturaleza y que debemos seguir cuidando con determinación.
    Nuestra dignidad esta en juego, nuestra pervivencia física y cultural también, así que déjenos
    levantarnos del devastamiento y no tomen decisiones por nosotros sino con nosotros. Es deber del
    gobierno nacional y local realizar esta tarea y garantizar los recursos suficientes para la
    reconstrucción del municipio y de nuestras casas, pero también es su deber hacerlo con nosotros.
    Acompáñenos, entre todos debemos y podemos reconstruir nuestras islas.
    Este territorio insular es sagrado, su riqueza material, inmaterial, ecosistémica, paisajística es
    invaluable y reconocida mundialmente. No podemos entonces convertirla en un barrio de interés
    social con diminutas y calurosas casas prefabricadas (así sean muy seguras) y sin ninguna  proyección ni ordenamiento territorial étnicamente viable, sostenible y seguro.

Además, la participación no se puede reducir a escoger entre tres diseños de casas que ustedes
han decidido por nosotros.
Claro, a la luz de nuestra dramática situación y del trauma por lo vivido, varios miembros de la
comunidad pueden decir que si quieren estas casas. Pero entienda usted que no tienen mas, están
cansados de mojarse, empiezan a enfermarse y están traumatizados por la inclemencia del
huracán Iota, y cuando se nubla el cielo, creen que de nuevo vendrá la hecatombe y quieren un
nido seguro. Pero de nuevo, esto no debe ser aprovechado bajo ningún punto de vista.
Por eso nos dirigimos a usted nuevamente, para reiterarle algunos puntos y comunicarle nuevos
aspectos y recomendaciones, y para brindar mayores detalles sobre las propuestas presentadas
en comunicados anteriores en las que ya le hemos mencionado una mesa raizal y una ruta de
concertación, para garantizar la participación de la gente en todo este difícil proceso, bajo la guía
de la Autoridad Raizal de Providencia. Espacio que por ley,
Detalles de la Propuesta presentada para garantizar la participación efectiva y el derecho a
la consulta libre previa e informada de la comunidad raizal de Providencia en la atención
inmediata y en la reconstrucción del municipio.
Esta propuesta parte de tener en cuenta que se deben tomar medidas inmediatas, pero muchas
de ellas TRANSITORIAS, que nos permitan cuidar de nosotros mismos; y que otras deben ser de
mediano plazo en aras de la reconstrucción de la divina Providencia que todos soñamos. Tenemos
la oportunidad de que nuestro municipio se convierta en un referente mundial de buen vivir. Una
sociedad realmente sostenible que cuida su cultura y su medio con energías limpias, sin
combustibles fosiles, con espacios que garanticen nuestra soberanía alimentaria como
tradicionalmente se hacía con los “family land” (patios con huertas caseras).
Medidas inmediatas
Deben generarse varias opciones de hábitat inmediato, digno pero transitorio a nuestras familias
mientras se reconstruye el municipio y las casas con las mejores técnicas y condiciones, y con los
recursos que disponga el Gobierno. Para ello, pueden brindarse 2 opciones transitorias para que
la gente elija:
1) Generar un banco o almacenamiento de materiales, que sean brindados a las familias para que
estas adecúen aquellas casas que quedaron con algo de estructura.
2) instalar casas prefabricadas transitorias, y luego, cuando ya esté finalizada su casa, estas sean
desmontadas y devueltas al continente para que otras comunidades las aprovechen.
Medidas para la reconstrucción mediano y largo plazo.
Para la reconstrucción de Providencia y Santa Catalina, debe elaborarse un Plan concertado con
la comunidad. En un documento anterior, presentamos la hoja de ruta para la realización de la
consulta previa asociada a el plan de atención y reconstrucción, así como de su implementación y
seguimiento. A continuación, brindamos algunos detalles de dicha propuesta en relación con el
esquema de actores que deben estar sentados en la mesa por parte de la comunidad.
Como se mencionó en la propuesta marco presentada en un comunicado anterior, de parte del Pueblo
Raizal, se propone que la mesa tenga 3 instancias fundamentales:

1. Autoridad Raizal y delegada providenciana del Espacio Nacional de Consulta Previa. Los 10
miembros de la Autoridad Raizal de Providencia y Santa Catalina, junto con la delegada
providenciana ante el Espacio Nacional de Consulta Previa, son quienes tomarán las decisiones
con base en el apoyo y la asesoría del Grupo de líderes de sectores de la isla y del Comité Asesor;
y quienes directamente concertarán las decisiones con el Gobierno Nacional en los espacios de
diálogo que se establezcan.
2. Grupo de líderes de sectores de la isla. Los miembros de la Autoridad Raizal representan algunos
sectores de la isla: Pueblo Viejo (Walwin Brown, Zaldua Dawkins, Javier Archbold, Jenifer Bowie),
Casa Baja (Ferma, Rosana y Lodezca Livingston), Agua Dulce (Josefina Huffington), Roylie
Hawkins (Aguamansa), Anthony Assaf (Pueblo Libre), Nelly Howard (Centro-Santa Isabel). En este
orden de ideas, este grupo Asesor de la Autoridad Raizal, tendrá un líder por cada uno de los
sectores que no están representados en la Autoridad (San Felipe, Suroeste, Punta Rocosa, La
Montaña, Boxon, San Juan, Camp), y dos líderes de Santa Catalina, por ser ésta una isla aparte
que sufrió en mayor intensidad el paso del Huracán Iota, para un total de 9 personas. Algunos
posibles nombres de líderes que podrían representar sus sectores para este grupo, son:
San Felipe: Eligia Archbold
Suroeste: Karen Livingston
Punta Rocosa: Dayane Steele
La Montaña: Zully Archbold
Boxon: Olive Britton
San Juan: Nataly Taylor
Camp: Aminta Robinson
Santa Catalina: Kenia Sjogreen y Vamburen Ward
Comité Técnico. Este comité también asesorará a la Autoridad Raizal y estará conformado por
dos tipos de grupos:
1) Un grupo de Expertos raizales Senior, en el que recomendamos que se incluyan personas como:
Elizabeth Taylor Jay, June Marie Mow, Mark Taylor, Fanny Howard, Arelis Howard, Marcela
Ampudia, Giovana Peñaloza, Ralph Newball, Elkin Robinson, Emiliana Bernard. Por nuestra
condición de insularidad, varios de estos profesionales capaces e incluso reconocidas a nivel
mundial por sus labores, no están en las islas, porque han tenido que salir para encontrar
oportunidades laborales. Sin embargo, deben ser tenidos en cuenta como parte del comité, y
muchos de ellos están dispuestos a venir a este proceso o a llevarlo a distancia por la
trascendentalidad de lo que está en juego. Adicionalmente, hay personas que si bien no son
raizales ni residentes permanentes, tienen permanentemente a las islas en su corazón, conocen
muy bien a la comunidad y son profesionales dispuestos a contribuir a esta gran causa. Estas
personas también deben ser tenidas en cuenta. Es momento de unirnos por el reto y el desafío
más grande que nos ha puesto la naturaleza y la vida.
2) grupo de conocedores tradicionales y líderes providencianos de diversos gremios asociados a la
reconstrucción de las islas.
Los miembros que se definan para este comité, deben estar enlazados con una red de miembros de la
comunidad de Providencia de los diversos sectores de las islas y conocedores de distintos temas, para
lograr una participación efectiva.
A continuación, enlistamos algunos miembros de la comunidad, su sector y los gremios o temas que
conocen, para que puedan ser tenidos en cuenta en dicha red. De esta lista podrían extraerse también

s conocedoras tradicionales y líderes providencianos en diversos gremios que conformen el segundo
grupo del comité técnico.
NOTA: es fundamental dejar claro que los miembros del comité y de la red están por definir entre
todos. Estas son sólo algunas primeras ideas y referentes, y se debe esperar a que ustedes como
gobierno acepten reunirse con nosotros y avalar la propuesta general.
Reiteración de algunos puntos y comunicación de nuevos aspectos y recomendaciones
para la óptima atención de la comunidad de Providencia y Santa Catalina que se encuentra
en las islas y fuera de ella a causa del Huracán Iota
– Poner a disposición materiales para la construcción de botes, ya que tradicionalmente nuestros
hombres desarrollan este oficio. A la vez, es fundamental donar lanchas, con sus respectivos
motores y lo necesario para su uso, de modo que la reactivación de las actividades de pesca y
marinas se haga de inmediato. Recuerde siempre que somos una comunidad que vive del mar.
– Disponer herramientas y vestimentas adecuadas para la remoción de escombros.
– Realizar la prueba PSR a toda la población que está en Providencia y Santa Catalina, dado el
incremento del contagio de COVID 19 por la situación de aglomeración que trajo el huracán,
Conocedores tradicionales y líderes providencianos en diversos temas y oficios
Construcción: Landel Robinson (Boxon), Steve Hooker Dwakins (P. Viejo), Modesto Robinson (San
Felipe), Nimrad Robinson (San Felipe), Mark Barker (Pueblo Viejo), Ricardo Robinson (Casa Baja)
Construcción bote: Bing Suarez (Caballete), Ilirio Jay (Boxon), Justino newball (Centro),
Pesca: Edgar Jay (Caballete), Santiago Taylor (San Juan), Ligorio Archbold (Santa Catalina), Ricardo
Steele (Santa Catalina), Roque Archbold (San Juan), Marlyn Archbold (Santa Catalina), Eusebio
Webster (Santa Catalina)
Agricultura y Ganaderia: Francisco Ben (Casa Baja), Teresa Smith (Punta Rocosa), Bernardo
Bernard (Casa Baja); Maria Blanchard (Agua Dulce)
Cangrejo Negro: Soledad Martinez (Casa Baja),
Turismo: Rafael Arenas (Agua Dulce)
Posadas Nativas: Victoria Bernard (Suroeste)
Lancheros: Winston Arenas (Agua Dulce)
Restaurantes: Ruth Taylor
Buceo: Felipe Cabeza (Pueblo Viejo), Ignacio Cabeza (Camp)
Guia Turístico: Israel Livingston (Casa Baja)
Discapacitados: Olario Ward
Iglesias: Marlon Howard, Benito Huffington, Marie (esposa Wellington – Suroeste)
Juventud: Lilia Maria Ward (pueblo Viejo), Saskia Dwakins (Pueblo Viejo)
Cultura: Yolanda Hooker (Casa Baja); Trinidad Alcazar (Casa Baja), Carlos Archbold-Gaga (Casa
Baja); Carmelina Newball (Pueblo Libre)
Musica y Audiovisual: Nitchman Robinson (La Montaña), Joel Peñaloza (La Montaña), David Lung
(Agua Dulce), Shala (Punta Rocosa), Jordan Archbold (Casa Baja)
Educación: Julieta Hooker (Punta Rocosa), Susana Huffington (La Montaña), Linety Saams (Agua
Dulce)
Salud: Maryori Inglihard (Agua Dulce)
Plantas y Medicina Ancestral: Zoilina Livingston (Suroeste), Luz Marina Livingston (Suroeste), Yita
Robinson (Boxon)
Cuidado Animal: Cesar (Casa Baja); Violeta Posada (San Juan); Michely Howard (Centro)
Comunicaciones y medios: Amparo Pontón (Santa Catalina); Annie Chapman (AguaMansa)

así como garantizarse el aislamiento y el óptimo cuidado de las personas con COVID.
Adicionalmente, deben realizarle dicha prueba a la gente que ha salido a San Andrés y a otras
ciudades del país, para lo cual el Gobierno Nacional debe generar la articulación con las
alcaldías y gobernaciones para garantizar su salud y la de sus conciudadanos.
– Examinar a la población providenciana, y de requerirse, entregar los artículos fundamentales
para el óptimo desarrollo de las personas. Por ejemplo, muchos habitantes perdieron sus gafas
y no están viendo bien, principalmente los adultos mayores. También la población
discapacitada perdió sus sillas de rueda, muletas, audífonos, etc., y estos deben ser restituidos
y entregados en la mayor brevedad posible.
– Realizar un mapeo, registro, caracterización y seguimiento a los damnificados dentro y fuera
de las islas en las ciudades a las que han salido, y realizar un diagnóstico inmediato de la
población más vulnerable como lo es la de adulto mayor, que permita solventar su situación de
manera prioritaria.
– Restablecer de inmediato todos los servicios públicos y la conectividad. La comunicación aún
presenta muchas dificultades y es fundamental para el bienestar de todos.
– Clasificar los escombros, generar procesos de trituración y evacuación de los mismos para
evitar contaminar el medio marino y terrestre que es la garantía de nuestra supervivencia.
– Generar con más rapidez fosas comunes para enterrar a los animales muertos.
– Fumigar y generar una brigada inmediata de remoción de aguas empozadas y adecuación de
cisternas.
– Organizar la recolección, clasificación y manejo de basuras que quedan con todo lo que está
entrando a las islas, entre lo que se encuentra un altísimo grado de materiales plásticos.
– Atención psicosocial con especial énfasis en actividades para niños.
– Brindar apoyo económico a las familias damnificadas mientras se avanza en la reconstrucción
y en la reactivación económica, tanto de las familias damnificadas que se quedaron en
Providencia y Santa Catalina, como de aquellas que han salido a otras ciudades. No solo se
trata de apoyos para la manutención dentro y fuera de la isla, también de atención y apoyo al
desarrollo de las actividades cotidianas, incluyendo educación, salud, empleo, etc.
– Generar un acuerdo entre el Gobierno Nacional y el sector financiero para que las personas
que se encontraban pagando créditos, tengan un congelamiento de pago de los mismos sin
intereses, dada la contingencia; o incluso que se puedan exonerar de pago por la tragedia.
– Uso y pago de mano de obra local para todas las etapas de atención, reconstrucción etc. No
solo para la construcción de infraestructura, también para el ensamblaje de barcos, lanchas,
etc., y para cocinar, administrar, almacenar, organizar, etc. Esto además se convierte en un
incentivo para que los jóvenes que salieron, vuelvan a la isla y no se quede viviendo afuera, lo
cual va en detrimento del tejido social y de la pervivencia física y cultural del pueblo raizal.
Cordialmente,
Jenifer Bowie y Walwin Brown
Miembros y voceros de la autoridad Raizal.

Prev1 of 2
Use your ← → (arrow) keys to browse

Sigue leyendo

Actualidad

Providencia: Dimensión ambiental de la tragedia

Publicado

en

Prev1 of 2
Use your ← → (arrow) keys to browse
  1. Por Álvaro Archbold Núñez

Con el paso del huracán Iota, Providencia está destruida pero renace la esperanza.

Todas las viviendas y edificios públicos se encuentran afectados; unas y unos, más que otras y otros.

La vegetación se encuentra en un cien por ciento afectada.

Es el relato de un funcionario ambiental en una de sus visitas a las islas de Providencia y Santa Catalina durante el transcurso de la semana.

La vegetación se va a recuperar en el mediano y largo plazo, pero requiere un gran apoyo de recuperación activa; las poblaciones biológicas como aves, reptiles e insectos están muy afectadas, y hay que hacer mucho por la recuperación de las especies, continuó diciendo.

Así mismo, expresó el funcionario, se trata de consolidar un documento de base con expertos que en la actualidad se encuentran en Providencia y Santa Catalina, para que todas las acciones sean coherentes con lo que se está planteando.

Conjuntamente con el Invemar, la Corporación Ambiental para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, estará realizando las evaluaciones marinas a partir de la semana próxima, aunque desde ya se observa la desaparición de la arena fija de las diferentes playas de las islas, que se recuperarán con las arenas sumergidas dentro de los procesos naturales.

Le llegó la hora, pues, a Coralina, de estar a la altura de los sucesos, y centrar su atención con profesionalismo y transparencia, en la recuperación de las islas, cayos e islotes. De lo que haga, o deje de hacer la Corporación, depende en gran parte el rescate y la restauración de estos santuarios de la Reserva de Biosfera “Seaflower”.

El análisis preliminar de las posibles afectaciones a los ecosistemas marinos y costeros en las Islas de Providencia y Santa Catalina.

El Invemar, bajo la dirección del Capitán de Navío, Francisco Armando Arias Isaza, ha realizado el primer análisis preliminar de las afectaciones de los ecosistemas marinos y costeros de las dos islas, conjuntamente con profesionales y expertos de GEO (Coordinación de Investigaciones e Información para la Gestión Marina y Costera) y GEZ (Programa de Geociencias Marinas y Costeras) que acompañados de imágenes satelitales “PLEIADES” muy claras y de muy alta resolución, comparativas del 2015 y 2020, con todas las aplicaciones técnicas de observación, ilustran la dimensión de la tragedia.

Consta en el análisis preliminar que existe una pérdida en la cobertura del manglar y (sic) la posible afectación de los manglares parece tener diferentes niveles según cada sector. Por ejemplo, las zonas del parque Mc Bean Lagoon parece que los manglares aledaños al mar compuestos por Rhizophora mangle fueron más afectados en comparación a especies que como el Conocarpus erectus que se ubica en zonas internas (…).

(…)Con base en las áreas donde se logró observar el fondo (marino), existe pérdida de pastos marinos en varios sectores, pero al parecer al menos el 80% parte de la cobertura de pastos se mantiene (…).

(…) Para los sitios donde se identifica disminución en la cobertura de pastos no se puede saber si en realidad no existen, es decir, si fueron eliminados por el huracán o si fueron enterrados o semienterrados por el arrastre de los sedimentos durante la tormenta. (Invemar, Análisis Preliminar) (…).

(…) Para los fondos con formaciones coralinas no se aprecian cambios en el tamaño de los parches, los impactos podrían evidenciarse en el arrastre y volcamiento de colonias, pero estos detalles no pueden ser apreciados en la imagen de satélite. (Invemar, Análisis Preliminar). (…).

Reconociendo la autoría y los derechos de autor que le pertenecen al Invemar, con el único fin de ilustrar a la comunidad y a sus lectores acerca de la realidad de lo ocurrido, “Quitasueño” reproduce en este medio, algunas de las imágenes con carácter documental que aparecen incorporadas en el documento de “ANÁLISIS DE POSIBLE AFECTACIÓN DE ECOSISTEMAS COSTEROS Y MARINOS DE PROVIDENCIA A PARTIR DE IMÁGENES SATELITALES”: Solo así, y gracias a la presencia del Instituto en esta tragedia, al igual que Coralina, podremos comprender que lo ocurrido no fue cualquier cosa.

Sólo con la participación activa de expertos comprometidos con el renacer de las islas, Providencia y Santa Catalina desafiarán a la adversidad, y sus habitantes, ya sobrevivientes, convertirán la tragedia en la oportunidad de iniciar a solucionar problemas que nunca fueron abocados.

Coralina deberá demostrar que más allá del Ministerio, sabrá recuperar el liderazgo que le pertenecía en asuntos marinos, perdido en la desidia de la burocracia y la politiquería.

Imágen de Invemar

(más…)

Prev1 of 2
Use your ← → (arrow) keys to browse

Sigue leyendo

Tendencias