Conéctate con nosotros

Actualidad

En la destrucción: Salvar el patrimonio de las islas

Publicado

en

Blog Quitasueño

Por Álvaro Archbold Núñez

Clara Eugenia González, arquitecta y docente de la facultad de arquitectura de la Universidad Nacional durante 20 años, realizó uno de los trabajos de investigación más importantes sobre patrimonio arquitectónico cultural en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

En sus dos publicaciones, ‘Island House’ y ‘The Last China Closet’, Clara Eugenia presenta un inventario de las viviendas isleñas dignas de un reconocimiento patrimonial arquitectónico y cultural y penetra en la intimidad de la casa en su búsqueda de todos los valores en ese ámbito espacial, interior y exterior, donde una familia desarrolla la mayor parte de sus actividades y relaciones sociales, que recoge el interior y exterior de las relaciones sociales, y los vínculos con sus vecinos.

Quitasueño presenta a sus lectores esta entrevista hecha a esta profesional extraordinaria, que supo apropiarse sin ningún prejuicio, de la forma más auténtica de expresar el lenguaje espacial, cultural y artístico del pueblo nativo de las islas: La casa isleña.

Arquitecta, Clara Eugenia Sánchez.

P/. ¿Cómo fue su vinculación al proceso de valoración de la casa isleña?

R/. Hay algo en mi forma de ser que me ha llevado a tener una gran curiosidad y aprecio hacia el tema de las arquitecturas vernáculas. Me llamaba la atención el estudio de casas construidas en adobe y bareque.

Pero fue con la iniciación de actividades de la Universidad Nacional en San Andrés, cuando en el año 2000, en el marco del Plan Decenal de Cultura, el Ministerio, y el Fondo Mixto de Cultura Departamental, realizan una primera convocatoria. Es allí donde aparece el tema del patrimonio cultural del Archipiélago, aunque en ese momento las cosas aún no eran muy claras.

P/. ¿Qué experiencia le dejó la convocatoria?

R/. Las discusiones y planteamientos que se hicieron me hicieron iniciar un recorrido muy detallado de la isla; a conversar con muchas personas nativas; escritores, artesanos, carpinteros, muchos de los cuales ya se han muerto.

Presentamos como opción inicial la realización de un inventario de casas isleñas, y entre los años 2000-2001, reconocimos 345 viviendas como bienes de interés patrimonial y cultural

P/. ¿Qué conceptos se manejaron?

R/. Había unos conceptos nuevos. Al concepto tradicional de patrimonio debían ser incorporados otros elementos asociados a la cultura. Y ello significó escoger un largo camino, en donde la comunidad misma debía reconocer la importancia de su patrimonio.

Implicó, también, que tuviéramos que realizar largos videos; una exposición de gran formato, que nos llevara a un proceso de construcción social.

}Hasta ese momento, además de ser las declaratorias del orden nacional, el Ministerio de Cultura manejó el criterio que en el archipiélago solo existían como sobresalientes tres bienes de interés patrimonial: La Iglesia Bautista de La Loma en San Andrés; La Iglesia de María Inmaculada, y El Fuerte Warwick, en las islas de Providencia y Santa Catalina, respectivamente.

En todo ese proceso no pudimos lograr que el Ministerio de Cultura entendiera la importancia que tenían como patrimonio cultural las viviendas isleñas con su arquitectura vernácula.

Hoy estoy absolutamente segura que la arquitectura isleña tiene un alto valor para el patrimonio del archipiélago y la nación.

Tuve la oportunidad de visitar Colon y Bocas del Toro en Panamá, así como Puerto Limón en Costa Rica, para llegar a la conclusión que existen muchos elementos en común, pero también se presentan singularidades.

P/. ¿Qué elementos constructivos de interés se pueden identificar en la casa isleña?

R/. Sin duda la arquitectura que se implementó y desarrolló tenía como elemento esencial la utilización de la madera como material predominante.

Es una tecnología que existía en los Estados Unidos, con un desarrollo de piezas de 2’ pulgadas por 4’ pulgadas, que son fáciles de fabricar y/o producir con facilidad, al mismo tiempo que se desarrollaron los clavos.

Hay, para la época, unos materiales y un movimiento industrializado en el mundo, incluyendo el Caribe, que toca al archipiélago, convirtiéndose en una arquitectura que se adecúa a las realidades ambientales, que, como unidad, conceptualmente puede ser pequeña, o grande, pero que de una pequeña unidad con el crecimiento hacia adelante, hacia atrás, o hacia los lados, se puede lograr una edificación mayor en la medida en que se dé un crecimiento en la familia.

Son arquitecturas que se van decantando con el tiempo, que se van readecuando, acompañadas de los autoconstructores, que, con un diálogo comunitario, le van dando una personalidad impregnada de un estilo particular.

P/. Desde el punto de vista ambiental y climatológico: ¿Cómo se defiende la casa isleña frente a fenómenos de la naturaleza?

R/. Cuando realizaba las entrevistas dentro del inventario, de manera repetitiva los entrevistados se referían a la ‘ventana contra el huracán’ la cual se ubicaba al noreste de la casa. Las puertas se cerraban desde afuera, manteniéndose abiertas en situación de normalidad, lo cual permitía que circulara el viento, generando una sensación agradable y de confort.

El techo comprendía aleros quebrados, que no eran tan grandes, que permitían que en un momento dado se refrescara la casa y circulara la brisa.

Pero también, cuando llegaban las lluvias eran pequeñas superficies que permitían la salida del agua, y que al no ser tan grandes impedían que el techo se levantara. Los techos a través de canales se conectan con la cisterna para el consumo del agua.

Así es el núcleo de la vivienda, que, asociado al baño y la cocina, conforman la casa isleña.

Y la cocina y el baño que se encontraban distantes, se van acercando hasta unirse físicamente a la vivienda, en la mayoría de los casos, en cemento.

P/. ¿Perdía valor arquitectónico incorporar en la casa isleña materiales diferentes a la madera como el cemento?

R/. No lo perdía.

Todo depende de cómo se hace, siempre manteniendo el núcleo de la casa, manteniendo esa relación correcta con el medio ambiente y con el manejo del agua; su relación interior-exterior y sus espacios de intimidad.

Debo recalcar que el adecuado manejo del agua por los nativos del archipiélago permitía la recarga de los acuíferos, existiendo en diferentes puntos de las islas, cisternas compartidas.

P/. ¿Qué le diría al presidente de Colombia?

R/. Qué hay que reconocer y valorar lo que ha tenido la arquitectura tradicional en San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Cómo se ha dado.

Qué se hizo

Reconocer los conceptos fundamentales.

Incorporar elementos modernos de protección

Que existe un habitante, y diferentes grupos sociales que tienen un reconocimiento, y es fundamental y prioritario incorporarlos con urgencia.

Que existen particularidades que diferencian unos sectores de otros en las diferentes islas.

Nada se debe hacer sin la participación activa de los nativos de las islas de Providencia y Santa Catalina. Poseen un conocimiento adquirido durante muchos años.

Y, fundamental, que haya transparencia y rendición de cuentas del manejo de los recursos.

 

 

Actualidad

Latam ampliará sus rutas y frecuencias en Colombia: entre esas está San Andrés

Publicado

en

Así lo confirmó el CEO de Latam Santiago Álvarez, en entrevista con la revista Semana:

«Actualmente tenemos el 30 por ciento de participación de las sillas en el país y esperamos crecer un 12 por ciento nuestra oferta de sillas en el 2024. Esto se traduce en, por ejemplo, la apertura de nuevas rutas. En marzo de este año abriremos la ruta Bogotá-Ibagué, que contará con siete frecuencias a la semana en aviones Airbus 320 y una oferta de más de 9.000 sillas mensuales. El propósito de Latam es aportar a la descentralización de la operación en Bogotá. Es por ello que durante la temporada actual se operarán hasta 1.650 vuelos a la semana de los cuales el 87 por ciento son asignados a rutas domésticas. Los mayores crecimientos están enfocados en rutas del segmento turístico como San Andrés, Riohacha, Pasto, Leticia, Pereira y Cúcuta acumulando 42 frecuencias adicionales a la semana en estos destinos frente a la temporada anterior.

En cuanto a participación de las regiones, Medellín se ha consolidado como protagonista de la descentralización de la operación de Bogotá, al ser el segundo centro de distribución de pasajeros de Latam en Colombia, con un 26 por ciento de participación en la oferta total de la aerolínea en el país. Después, viene la Costa Caribe (Cartagena, Barranquilla y Santa Marta), que concentra el 30 por ciento y Cali que tiene una participación del 16 por ciento.»

Además, el CEO de Latam se refirió al apoyo que brindan a varias fundaciones en todo el país, entre ellas una en la isla de San Andrés:

«Adicionalmente, el 60 por ciento de nuestros residuos son aprovechados, por medio de reciclaje o reutilización. Y finalmente, contamos con nuestro ‘Avión Solidario’, que provee transporte a organizaciones que trabajan en salud, medio ambiente y que brindan apoyo en caso de catástrofes naturales. Trabajamos con la Fundación Cardioinfantil, el colectivo Schooner Bight Ethnic Association de San Andrés, la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia, la Cruz Roja Colombiana, entre otros.

En 2023 nuestro avión solidario transportó 707 pasajeros y más de 120 toneladas de carga de las organizaciones con las que trabajamos.»

Continuar leyendo

Actualidad

¡Por fin! Gobernación da a conocer los plazos para el pago de impuestos

Publicado

en

Desde las dos de la tarde de ayer, se pueden realizar los pagos y trámites de Rentas y Cobro Retroactivo, Impuesto Predial, así como, Industria y Comercio, Avisos, Tableros y vehículos automotores. Más de 20 personas ya realizaron algun tipo pagos, confirma el Secretario.

Además, se recuerda que la dependencia ofrece alternativas como descuentos en el Impuesto Predial del 15% hasta el 29 de febrero, el 10% hasta el 30 de abril y el 5% hasta el 30 de junio.

Para beneficiarse de estos incentivos, el contribuyente deberá pagar la totalidad del valor del impuesto adeudado.

La Secretaría de Hacienda invita a la comunidad a ponerse al día en sus deberes tributarios, aprovechando los alivios que actualmente se encuentran vigentes para el pago de los impuestos.

Por último, se informa que actualmente se trabaja en una propuesta para presentar ante la Asamblea Departamental que consiste en ampliar a un mes, el tiempo establecido para cada descuento, con el objetivo de brindar más oportunidades a la comunidad.

Continuar leyendo

Actualidad

3 de cada 10 jóvenes colombianos entre 18 a 29 años se encuentran en el grupo de ninis

Publicado

en

Aproximadamente 3 de cada 10 jóvenes colombianos entre 18 a 29 años se encuentran en el grupo de ninis, expresión que identifica a aquellos jóvenes que ni estudian ni trabajan, según lo revela un informe del Centro UR para asuntos de la OCDE de la Universidad del Rosario.

De acuerdo con el análisis “Transición de la educación al trabajo: ¿Dónde están los jóvenes de hoy?” realizado por el Centro UR para asuntos de la OCDE de la Universidad del Rosario, más del 25 % de la población juvenil mundial se encuentra en esta situación. En el caso de Colombia, el 28,67 % de los jóvenes de 18 a 24 años y el 19,30 % de aquellos entre 25 a 29 años se clasifican como ninis.

Estas cifras no solo superan el promedio de la OCDE, sino que también evidencian las particularidades regionales dentro de Colombia, demandando políticas adaptadas a cada contexto, dijo Alejandro Cheyne, rector de la Universidad del Rosario, quien presentó los resultados del informe.

Una de las principales revelaciones del estudio es la necesidad de distinguir entre ninis desempleados, que activamente buscan trabajo sin éxito, y ninis inactivos, que no buscan empleo ni participan en la educación. Esta diferenciación es crucial para el desarrollo de programas y políticas enfocadas que aborden efectivamente las necesidades de cada subgrupo.

Análisis por regiones

Según el estudio, los departamentos con el índice más alto de ninis entre los 18 a 24 años son Vaupés (58,78 %), Amazonas (57,61 %), Arauca (56,66 %), Vichada (55,93 %), Putumayo (55.40 %), Chocó (54,62 %), Casanare (47,70 %) y Guainía (47,23 %). Señala el análisis que en estas regiones “hay barreras significativas para la participación en actividades productivas o educativas, lo cual podría traer consecuencias duraderas en su potencial económico y bienestar social”.

A los jóvenes de 25 a 29 años en estos departamentos se les dificulta el panorama, debido a que se observan patrones significativos de desempleo e inactividad que tienen profundas implicaciones socioeconómicas, ya que en este momento etario es crucial consolidar la carrera laboral y alcanzar estabilidad económica, comentó el rector.

La participación de ninis en este rango de edad en Arauca (76,87 %), Vichada (58,33 %), Chocó (57,49 %), Putumayo (56,86 %), Vaupés (56,49 %), Guanía (54,94 %), Amazonas (50,91 %) y Guaviare (47,56 %) es particularmente alta. La falta de oportunidades de empleo o una desconexión entre las habilidades de los jóvenes y las necesidades del mercado laboral son los factores que más afectan a estos jóvenes, destaca el informe.

Regiones con menos ninis

En contraste con la situación arriba descrita para los jóvenes de 18 a 24 años, Bogotá (25,53 %), Nariño (26,27 %), Valle del Cauca (27,52 %), Antioquia (27,60 %), Atlántico (29,82 %), Risaralda (29,65 %), Guajira (29,67 %) y Santander (29,94 %) tienen las tasas más bajas de ninis. Aunque estos jóvenes están activamente buscando trabajo, se encuentran en dificultades para integrarse al mercado laboral, indicó Cheyne.

Los jóvenes entre 25 a 29 años de edad en Bogotá (22,87 %), Nariño (22,94 %), Valle del Cauca (24,99 %), Guajira (25,37 %), Antioquia (26,66 %), Boyacá (27,47 %), Risaralda (27,85 %) y Santander (28,82 %), aunque cuentan con las tasas más bajas de ninis, el informe sugiere que esta población “enfrenta desafíos para insertarse en empleos adecuados o retomar sus estudios” que impide crear una mayor estabilidad laboral y financiera.

Según el estudio, Colombia necesita “una evaluación crítica y una respuesta política enfocada” para resolver los retos de la transición de los jóvenes del ámbito educativo al mercado laboral, enfocándose, principalmente, en los ninis.

Características de los ninis

El informe de la Universidad del Rosario define dos tipos de ninis. Los ninis desempleados, que son jóvenes que se encuentran buscando activamente el trabajo, no obstante, no logran encontrarlo por distintos factores, ya sea debido a la competencia laboral, a la falta de experiencia o a las demandas del mercado. Y los ninis inactivos, que no se encuentran ni buscando trabajo, ni participan en la educación.

Gracias al informe “Education at a Glance 2023”, que realizó la OCDE y que busca generar una conversación acerca del potencial desaprovechado de los jóvenes, sobre todo de los ninis, en esta radiografía se pudo evidenciar que los ninis representan el 25 % de la población juvenil a nivel global.

Las cifras expuestas en el informe de la OCDE permitieron crear una tabla que muestra la realidad colombiana en comparación con los países que integran esta organización: europeos, norteamericanos y latinoamericanos, para los rangos de edad analizados en el estudio de la Universidad del Rosario:

La tabla refleja que los jóvenes colombianos se enfrentan a obstáculos mayores en el proceso de inserción laboral y educativa, que podría ser un síntoma de “desajustes estructurales en la economía, desafíos en el sistema de educación y capacitación y por una posible falta de políticas que promuevan la integración de estos jóvenes en el tejido productivo”, explicó el rector de la Universidad del Rosario.

Brechas de género

El estudio afirma que existe la necesidad de crear pollíticas adaptadas a cada contexto regional y que deben ser enfocadas por género. En un departamento como Antioquia la tasa de ninis por sexo en la población de 25 a 29 años es de 24,59 % en hombres en comparación con el 75,41 % en mujeres.

Estas brechas de género en jóvenes entre los 25 y 29 años también se presentan en Atlántico, Bolívar, Boyacá, Caldas, Caquetá, Casanare, Cauca, Cesar, Córdoba, Huila, Guajira, Magdalena, Meta, Nariño, Risaralda y Sucre, en donde el porcentaje de mujeres ninis está entre el 75 % y el 82 %.

El estudio recomienda la implementación de programas educativos que respondan a las demandas específicas del mercado laboral por cada departamento, garantizando la relevancia y la calidad de la formación técnica y profesional, que, asimismo, permitan facilitar la transición de los jóvenes al mercado laboral. Por otro lado, también es fundamental abordar las desigualdades de género desde el desarrollo educativo y profesional.

Todo esto, con el propósito de no solo reducir la cantidad de ninis, sino de mejorar la calidad vida y las oportunidades de los jóvenes colombianos que también contribuyan al desarrollo económico y social del país.

Esta información genera una preocupación más grande y junto con los datos de la Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH) de 2022, realizada por el DANE, se pudo determinar que hay que prestar crucial atención a las regiones.

Continuar leyendo

Tendencias