Conéctate con nosotros

Actualidad

Estudio sectorial de la Contraloría General señala dificultades en operación y terminación de proyectos de Soluciones Solares Fotovoltaicas Individuales, en regiones más apartadas del país

Publicado

en

La Contraloría General de la República finalizó un estudio sectorial que concluye que si bien las Soluciones Solares Fotovoltaicas Individuales promovidas desde el gobierno nacional constituyen un gran aporte para la transición hacía una matriz energética más limpia en el país, y ayudan a la mitigación de la actual crisis climática, el desarrollo de estos proyectos se enfrenta a dificultades de órdenes técnico, social y presupuestal, principalmente.

A esto se agregan los tiempos de estructuración y maduración de la gestión para viabilizar tales proyectos.

Adicionalmente, la escasa capacidad de pago de los usuarios potenciales aumenta la demanda de subsidios, lo que puede afectar las inversiones para el desarrollo posterior de proyectos de soluciones de energía alternativa en este tipo de zonas, advierte el estudio adelantado por la Dirección de Estudios Sectoriales (DES) de la Contraloría Delegada de Minas y Energía.

Así mismo, le preocupa a la Contraloría la sostenibilidad de estos sistemas al no contarse aun con las metodologías para remunerar la operación, administración de microredes, interconexiones y de las mismas Soluciones Solares Fotovoltaicas Individuales; más aún cuando en la actualidad se está hablando de comunidades energéticas y persisten las dudas sobre su adecuada operación con el sistema interconectado nacional.

El estudio sectorial sobre Soluciones Solares Fotovoltaicas Individuales analiza específicamente los resultados obtenidos en la prestación del servicio de electricidad mediante las mismas en las veredas y zonas rurales de las llamadas Zonas No Interconectadas -ZNI, de acuerdo con la estrategia establecida en el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022.

La Contraloría General evaluó los logros alcanzados tras la implementación de las Soluciones Solares Fotovoltaicas Individuales como estrategia para ampliar la prestación del servicio de electricidad mediante fuentes renovables, especialmente en esas regiones más apartadas del país (denominadas Zonas no Interconectadas), estrategia desarrollada mediante la celebración de contratos y ejecución de proyectos de inversión locales.

Resultados del estudio

Como un primer resultado del estudio, se logró establecer que la estrategia para la vinculación de nuevos usuarios se ha venido implementando desde el 2015 con efectos positivos en mejorar el acceso al servicio para más personas; sin embargo, se observa un rezago sustancial en el cumplimiento de las metas de cobertura y bastantes retos para garantizar la sostenibilidad en el mediano y largo plazo de los esquemas de prestación del servicio en las zonas no interconectadas.

A partir del último censo de 2018 se determinó que son 818.119 las viviendas (más de 3.330.000 personas), a las que se debe llegar con el servicio de energía para alcanzar la cobertura universal. El diagnóstico completo señala que: 117.317 viviendas pueden contar con el servicio mediante microrredes aisladas, 470.340 viviendas pueden tener interconexión al Sistema Interconectado Nacional y 230.462 serían viviendas con Soluciones Solares Fotovoltaicas Individuales.

La inversión necesaria para lograr una cobertura universal se estima en $14,47 billones; $1,95 billones, corresponde a soluciones mediante microrredes aisladas, $6,9 billones para Soluciones Solares Fotovoltaicas Individuales y el restante $5,62 billones para conexión de las viviendas al Sistema Interconectado.

La cobertura lograda es aún insuficiente

La Contraloría analizó 32 contratos interadministrativos que el IPSE (Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para Zonas No Interconectadas), suscribió junto con el Ministerio de Energía, en los que se ejecutaron cerca de $271.348 millones para proyectos de Soluciones Solares Fotovoltaicas Individuales en 17 departamentos y que permitieron aumentar en 13.425 los nuevos usuarios con servicio.

En este sentido, el estudio indica que si bien se ha aumentado la cobertura con las inversiones adelantadas aún es es insuficiente. “Las metas de los diferentes gobiernos son poco ambiciosas hasta tal punto que las ejecuciones son superiores a los planeado. Pero con metas de 40.000 o 100.000 usuarios cada cuatrienio, la cobertura universal no se alcanzará en menos de 20 años”, se advierte al respecto.

Se encontró en este análisis que existe una desarticulación en la implementación de proyectos encaminados a proveer servicios de Soluciones Solares Fotovoltaicas Individuales, así como dificultades en la programación de las etapas de mantenimiento y monitoreo.

A partir del estudio sectorial, la CGR plantea una recomendación:

“Hoy más que nunca se deben aprovechar los recursos existentes en fondos públicos nacionales para ampliación de cobertura como el FAZNI y el FAER; en el sistema de regalías, las estampillas proelectrificación y los recursos regionales; para garantizar a todos los colombianos el acceso a un servicio público esencial para el bienestar como es la electricidad”

Actualidad

Procuraduría pide acciones urgentes por nuevo naufragio de migrantes en San Andrés

Publicado

en

La Procuraduría General de la Nación lamenta los hechos acaecidos en la tarde del martes 09 de julio de 2024, en donde nuevamente una embarcación al parecer con 20 migrantes a bordo, naufragó en aguas del archipiélago de San Andrés, dejando preliminarmente como saldo cuatro personas desaparecidas, una víctima fatal y 15 personas rescatadas por la Armada Nacional, entre los que se encuentran seis menores de edad.

La vulneración de los derechos humanos de la población migrante por parte de traficantes inescrupulosos que exponen a esta población a riesgos contra su vida e integridad personal continúa sin que exista control alguno. 

El ente de control había alertado, desde octubre de 2023, sobre la existencia de una ruta VIP que pasaba por este departamento del país con destino a Nicaragua. Es evidente que, a pesar de las advertencias y recomendaciones de la Procuraduría, sigue siendo precario el control de ingreso a las islas y el zarpe de embarcaciones con destino a Centro América.

Esta ruta parece estar operando diariamente, sin ningún control por parte de las autoridades del archipiélago.

Reiteramos el llamado urgente a la Cancillería Colombiana, a Migración Colombia, a la Dirección General Marítima y a las autoridades departamentales para aumentar los controles de ingreso y salida de migrantes al archipiélago, así como a la DIJIN y a la Fiscalía General de la Nación para que avancen con celeridad en las investigaciones y la desarticulación de las organizaciones dedicadas al tráfico de migrantes que operan en la isla.

Continuar leyendo

Actualidad

En protección de Bienestar Familiar niño migrante en San Andrés Islas

Publicado

en

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) como medida de restablecimiento de derechos, ubicó en hogar sustituto a un niño de 2 años, que viajaba junto con sus padres en un barco que transportaba población migrante y que naufragó en las aguas del archipiélago de San Andrés.

Una vez la entidad fue notificada de los hechos, designó a un equipo de Defensoría de Familia que activó la ruta de atención y verificación de derechos de seis menores de edad rescatados por las autoridades, cinco de los cuales fueron reunificados con sus familiares en la sede de Migración Colombia en la Isla.

En el caso del niño de 2 años, cuyos padres aún se encuentran desaparecidos, la autoridad administrativa decidió establecer contacto con los abuelos del niño, quienes residen en Ecuador, para brindarles acompañamiento psicosocial y orientarlos sobre el proceso que deben adelantar en Colombia para la reunificación familiar.

Continuar leyendo

Actualidad

Huracanes, sequías y calores extremos azotarán San Andrés, Providencia y Santa Catalina, según estudio de la Universidad del Rosario

Publicado

en

El Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina será azotado por huracanes violentos, sequías y calores extremos, según lo revela una investigación de los programas de Ciencias del Sistema Tierra y de Biología de la Universidad del Rosario, que acaba de publicar la revista Climate Dynamics https://link.springer.com/article/10.1007/s00382-024-07276-1

El estudio «Eventos climáticos extremos históricos y futuros en pequeñas Islas del Caribe altamente vulnerables» se enfoca en San Andrés, Providencia y Santa Catalina (SAI), la turística y hermosa Reserva de la Biósfera perteneciente a Colombia, pero también muy propensa a eventos climáticos extremos y huracanes, explica Benjamín Quesada, climatólogo y profesor del programa de Ciencias del Sistema Tierra de la Universidad del Rosario.

La investigación de la Universidad del Rosario revela que el clima se volverá más cálido y seco en el archipiélago, con aumentos significativos de +90 % para los días calurosos y de +30 % para los días secos consecutivos en el peor de los escenarios, indica Álvaro Ávila-Diaz, coautor del estudio y profesor del programa.

«El Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina sufrió el dramático huracán Iota a final de la temporada de 2020. La destrucción que causó en las islas y la falta de adaptación nos obligaron a estudiar más a fondo el tema, ya que casi ningún estudio hidro climático se realizó en esta isla caribeña», dijo Quesada, al señalar que “lastimosamente vemos que el estudio se publica justo en una temporada 2024 muy activa de Huracanes que podría afectar a Colombia y a este departamento en particular”.

Cabe recordar que hace unos días el huracán Beryl, que alcanzó la máxima Categoría 5, se dirigió hacia México y el Estado de Texas en Estados Unidos, después de haber cruzado Jamaica y las islas de Barlovento en el Caribe, matando al menos a siete personas.

Mayores olas de calor y menos precipitaciones en el archipiélago

«Los huracanes más intensos, de categorías 4 y 5, a menos de 600 kilómetros de San Andrés, Providencia y Santa Catalina se duplicaron desde los años 60», indicó Julián Esteban Cantillo, egresado de la Universidad del Rosario y primer autor de la investigación, quien resalta que “es muy preocupante ver que las islas no solo padecen desastres como huracanes e inundaciones costeras, sino también olas de calor, extremos de lluvias o sequías que se ven particularmente magnificadas en intensidad, frecuencia y duración con el cambio climático”.

Para analizar las tendencias en duración, intensidad y frecuencias de eventos extremos de lluvia y de temperatura, los investigadores de la Universidad del Rosario utilizaron siete estaciones del IDEAM en las islas del archipiélago desde los años 60.

Se observa, por una parte, que con el cambio climático la frecuencia de las olas de calor se ha más que triplicado y su duración máxima se ha duplicado desde finales de los años 80. La precipitación en las islas se ha reducido históricamente en un 5 %, con una disminución registrada en 5 estaciones y un aumento en 2, mientras que la frecuencia y la intensidad de las precipitaciones extremas han aumentado significativamente en la mayoría de las estaciones.

“La observación de tendencias climáticas opuestas a tan solo unos kilómetros de diferencia es sorprendente. Hay varias razones posibles: sesgos, microclima, uso del suelo, cambios de corriente atmosféricas u oceánicas, etc. Pero más que todo, muestra que toca disponer de una red densa y bien mantenida de estaciones en los territorios para evaluar lo que va a pasar con el cambio climático”, afirma Nicola Clerici, coautor del estudio y profesor de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad del Rosario.

A futuro, los investigadores han usado una muestra de modelos climáticos más recientes y de mayor resolución, encontrando que el clima se volverá más cálido y seco en las islas de San Andrés.

“Encontramos incrementos representativos de +90 % para los días calurosos y de +30 % para los días secos consecutivos en el peor de los escenarios. Incluso, corregimos las proyecciones realizadas por el IDEAM: -3 %, -11 % y -26 % de precipitación en el archipiélago para los periodos 2011-2040, 2041-2070 y 2071-2100, respectivamente, cuando documentos climáticos oficiales del IDEAM habían publicado cambios muchos abruptos de -30 %, -33 % y -33 % para los mismos periodos de tiempo”, explica el profesor Álvaro Ávila-Diaz.

En esto coincide con Benjamín Quesada: “Las proyecciones oficiales necesitan un esfuerzo importante de corrección y actualización para que los departamentos de Colombia se puedan adaptar desde ya correctamente. El programa de Ciencias del Sistema Tierra de la Universidad del Rosario ha contribuido y seguirá fortaleciendo la resiliencia de la sociedad frente al cambio climático con diagnósticos hidroclimatológicos y modelación de alta resolución”.

Finalmente, los autores muestran que, contrario a lo que se podría pensar, los días extremos de lluvia en las últimas décadas no fueron particularmente más intensos o numerosos durante tormentas tropicales, huracanes o eventos de la Niña. Por ende, se necesita preparación y adaptaciones estructurales.

Los investigadores de la Universidad del Rosario ponen de manifiesto la importancia de implementar estrategias preventivas para reducir la vulnerabilidad de los habitantes de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, ante el incremento en el número e intensidad de fuertes extremos climáticos, tales como planes de inversión en adaptación climática, resiliencia de infraestructura, estrategias de educación sobre cambio climático e implementación de Soluciones Basadas en la Naturaleza, entre otras.

La información del estudio se puede ampliar con Benjamín Quesada, climatólogo y profesor del programa de Ciencias del Sistema Tierra de la Universidad del Rosario: 3227196393 – benjamin.quesada@urosario.edu.co

Continuar leyendo

Tendencias