Conectate con nosotros

Ambiente

Inicia expedición SeaFlower Plus 2021 para el uso sostenible de mares y costas

Publicado

en

Con el objetivo de actualizar los mapas de coberturas de ecosistemas, tanto en el ambiente emergido como sumergido del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, inició este lunes la Expedición Seaflower Plus 2021. El acto de lanzamiento se cumplió en la Plazoleta del Cañón de Morgan en San Andrés.

Esta iniciativa de la Vicepresidencia de la República, coordinada a través de la Comisión Colombiana del Océano y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, busca generar información científica que sirva como soporte para la toma de decisiones de planificación ambiental, conocimiento tendiente a identificar zonas con potencial para la declaratoria de nuevas áreas del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, Sinap, así como estrategias complementarias de conservación.

“Dado que el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina constituye un escenario en el que confluye una diversidad biológica y cultural, única en el mundo y representa el 8% del territorio nacional, decidimos evaluar el impacto causado por el huracán Iota en ese patrimonio natural para tener claridad sobre el estado actual de los ecosistemas y corales, así como todas las afectaciones. Esta expedición nos permitirá salvaguardar y darle un uso sostenible a nuestros mares y costas, garantizando siempre el bienestar de las comunidades”, afirmó la Vicepresidente y Canciller, Marta Lucía Ramírez, quien también preside la Comisión Colombiana del Océano, CCO.

Así mismo destacó las acciones concretas y concertadas que se generarán en el corto y mediano plazo, con el fin de fortalecer técnica y financieramente el Plan Nacional de Expediciones Científicas Marinas (PNEC), creado en el 2014, con una visión integral y una meta ambiciosa, como lo es convertir a Colombia en una potencia bioceánica en el 2030.

Este trabajo científico integrado por el Ministerio de Defensa a través de la Armada de Colombia y la Dirección General Marítima, Dimar, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, a través de Invemar, Humboldt, Ideam y Coralina, y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, tendrá dos componentes: terrestre y marino, este último abarcará los Cayos de Serrana, Roncador y Quitasueño, que complementará las investigaciones que se realicen en la Expedición Científica Seaflower 2021-II, en los meses de noviembre y diciembre, en las Islas Cayos de Bajo Nuevo y Bajo Alicia; cubriendo así un 70% de los complejos arrecifales del Departamento en un mismo año.

Al respecto el Comandante del Comando Específico de San Andrés y Providencia, Contralmirante Hernando Enrique Mattos Dager resaltó el compromiso con el medio ambiente de los integrantes del Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada de Colombia que se encuentran trabajando por la seguridad y bienestar de los isleños, habitantes y turistas del archipiélago, así como las más de 76 entidades gubernamentales y no gubernamentales que año tras año apoyan el desarrollo de las expediciones Seaflower.

Es importante resaltar que los científicos e investigadores que hacen parte del componente terrestre de campo iniciaron sus actividades desde el 4 de septiembre y se extenderán hasta comienzos del mes de noviembre. Para el componente marítimo se tiene previsto que el buque ARC Providencia, zarpe con el personal a cargo de dichas actividades el próximo 28 de octubre.

Ambiente

Johhny Cay ya tiene instalada la Bandera Azul

Publicado

en

Hoy se instaló la Bandera Azul en el Parque Regional Johnny Cay, dando inicio a la temporada de baño 1ero de Diciembre 2021 al 31 de Agosto 2022.

El distintivo Blue-Flag o Bandera azul es un reconocimiento entregado por la Fundación para la Educación Ambiental (FEE por sus siglas en inglés) a las playas, marinas y embarcaciones que cumplen criterios establecidos en calidad del agua de baño, seguridad, servicios, gestión, educación e información ambiental. A nivel mundial, 4.831 playas y marinas cuentan con el distintivo Blue-Flag en 50 países y Colombia se mantiene, por tercer año consecutivo, en la distinguida lista de países que cuentan con playas galardonadas con esta certificación ecológica mundialmente reconocida, el cual tiene un periodo de baño entre el 1 de diciembre del 2021 al 31 de agosto del 2022.

Una de las playas que en este año lograron el galardón Blue-Flag es la playa del Parque Regional de Johnny Cay operada por la Corporación para el Desarrollo Sostenible – CORALINA en el Archipiélago de San Andrés. Los programas para la reactivación turística en Colombia, según las cifras del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo van en aumento, ya que en la última semana de receso del mes de octubre las agencias de viaje reportaron un incremento entre el 57% y el 62%, adicionalmente los segmentos turísticos indicaron que los destinos de mayor demanda son Cartagena, Santa Marta y San Andrés, lugares en los que se encuentran las playas que serán certificadas.

Entre los beneficios que puede obtener una playa certificada con Blue-Flag son el reconocimiento a nivel internacional, el apoyo a las economías locales mediante el aumento del turismo y la promoción del acceso gratuito a las playas. Además, es un indispensable sello que promueve la seguridad alimentaria a través de actividades con las comunidades pesqueras y otros proyectos sostenibles locales, protege el hábitat de los viveros pesqueros y la difusión de las prácticas agrícolas ambientalmente responsables. Por otra parte, contribuyen en la gestión de espacios limpios y saludables que minimizan las infecciones o enfermedades, promoviendo prácticas consientes sobre el desarrollo sostenible en agua dulce, áreas marinas, etc., controlan la calidad del agua de baño y la natación segura y aspiran por una igualdad de servicios, trabajo, acceso y salud para todos.

Sigue leyendo

Ambiente

Socialización proyecto estudios de riesgos y vulnerabilidad

Publicado

en

En las instalaciones de la Coorporación Ambiental Coralina se llevó a cabo socialización del proyecto de estudios de sobre riesgos y vulnerabilidad de la comunidad insular, ejecutado en el marco de un convenio interadministrativo entre la institución y CEMARIN.

Este proyecto inició desde diciembre del 2020 y tuvo como principal foco de análisis los tópicos de vientos, lluvia y oleaje, mismas variables que fungieron como elementos cuantificables a la hora de analizar los riesgos de amenaza, vulnerabilidad y costos en fenómenos naturales extremos.

Al respecto, el director de Coralina, Arnie Britton, sostuvo: “Queremos que esto no se quede en el papel, por ello deseamos llevar estos resultados al consejo municipal y departamental de riesgo para que estas recomendaciones técnicas puedan tener un eco práctico. Hay una temática de inundaciones, por ejemplo, que nos conlleva a tomar decisiones de alto nivel en pro de continuar con el trabajo medioambiental en las ínsulas.

A través de metodologías de simulación matemática se obtuvieron resultados cuantificables que permitieron determinar un mapa de vulnerabilidad física donde es posible evidenciar cuáles son las zonas con mayor riesgo en el territorio insular; igualmente, se revisó las características de vulnerabilidad social en aras de tener una perspectiva completa de la dimensión de la problemática para que sirva de insumo en la toma de decisiones.

Por otra parte, según sostuvo Andrés Osorio, “en la reconstrucción de las ínsulas luego del paso del huracán iota no se tenía presente la incidencia real del fenómeno natural en algunas zonas. Al desconocer estas aristas, es probable que se reconstruya en las mismas condiciones de vulnerabilidad que habían antes del fenómeno natural, es por ello que con este proyecto podremos hacer un examen que determine si la reconstrucción se cimentó una base que cumpla con los estándares o si recayó en los mismos términos anteriores de vulnerabilidad.

Sigue leyendo

Ambiente

Importancia de los manglares en la protección de los ecosistemas

Publicado

en

Los ecosistemas de manglar son áreas naturales de confabulación de flora y fauna. Dentro de estos, la diversidad animal y vegetal encuentra un lugar idóneo para desarrollarse. Sin embargo, los manglares también cumplen una función vital en la preservación del medio ambiente: la recepción de carbono.

Carbono Azul

Las emisiones de carbono catalizan el cambio climático debido a que no pueden ser expulsadas completamente de la atmósfera de la tierra y, a la postre, intensifican el calentamiento global. Muchas son las alternativas por tratar de reducir las emisiones; utilización de medios de transporte masivo, ahorro de energía y disminución de uso de combustibles fósiles. No obstante, la naturaleza posee también mecanismos de absorción de estos gases, los árboles terrestres tienen la capacidad de albergar el carbono, de modo que no siga su curso y llegue a la atmósfera.

En este sentido el carbono azul es aquel  que se almacena naturalmente en los ecosistemas marinos y costeros y cobra importancia el manglar. Al igual que sus homólogos terrestres, estos ecosistemas marinos cumplen la función de ‘secuestrar’ el carbono nocivo para el planeta.

Sobre este tema, Marta Inés García, administradora del sistema de información ambiental -territorial de la reserva de biosfera Sea Flower, sostuvo: «La importancia de los manglares radica en que son la primera línea de defensa ante los embates de los fenómenos naturales, en paralelo este ecosistema se convierte en un sumidero de carbono azul. Todos los árboles pueden tener la capacidad de capturar carbono, pero los árboles de manglar y las praderas de pastos marinos tienen mayor capacidad de retención. En paralelo, poseen el sumidero de carbono, el cual puede retener por décadas, incluso siglos, este gas.

Del mismo modo, García hace el llamado a que las personas cambien la concepción acerca del manglar, que no lo vean como un sitio de olores fétidos o un basurero, sino más bien como nodos de protección de las costas y diversidad de flora y fauna que coexiste en estos lugares.

Marta Inés García, bióloga marina de la corporación ambiental Coralina, en el momento se desempeña como administradora del sistema de información ambiental -territorial de la reserva de biosfera Sea Flower.

El parque nacional de manglares Old Point fue creado en 2001, posterior a una recuperación que Coralina realizó en 1995. Desde ese momento se inició una apuesta de recuperación del área de manglar, que se había perdido en el territorio; cerca de 17 hectáreas fueron afectadas por incendios y uso indebido de la zona. Actualmente, toda el área de manglar tiene más de 60 hectáreas.

Sigue leyendo

Tendencias